PUCE ofrece título de grado en Ciencia de Datos

La llamada nueva electricidad, que está transformando a todas las industrias y servicios, se sumó a nuestra oferta académica de grado. Los bachilleres ya se pueden inscribir en la carrera y en el futuro analizar tendencias del mundo de la Medicina, las Leyes e incluso del fútbol. La PUCE ofrece título de grado en Ciencia de Datos, para el segundo semestre del 2022.

¿Es una carrera de vanguardia?

El matemático Andrés Merino Toapanta, docente de la universidad, sostiene que es la carrera del presente y del futuro. En el 2012, la revista Harvard Business Review tituló una nota: Científico de datos, el trabajo más sexy del siglo XXI.

Además, los autores del artículo se refirieron a los científicos de datos como una nueva especie, por la que las empresas empezaban a competir. En los noventa señalaron que el ingeniero informático y el quant o analista de Wall Street eran las ocupaciones de moda.

Hasta ahora, apunta el máster Merino, las empresas en Ecuador están supliendo las vacantes de científico de datos con estadísticos, economistas o ingenieros de sistemas con formación complementaria (maestrías).

En la PUCE, luego de ocho semestres, se entregará el título de ingeniero en Ciencia de Datos.

¿Quiénes pueden seguir esta carrera?

Personas con gran curiosidad, interesados en sacarles el jugo a los datos. También que quieran entender fenómenos, llegar a conclusiones, obtener información que permita tomar decisiones, ubicar tendencias, etc. En la PUCE, se le dará énfasis al estudio de las matemáticas, informática, estadística y comunicación. 

La PUCE ofrece título de grado en Ciencia de Datos, con una modalidad híbrida. El objetivo es que jefes de departamentos especializados en Ciencia de Datos y gerentes de empresas que usan la big data enseñen sus estrategias a los estudiantes.

La empleabilidad

Un científico de datos, ejemplifica el matemático Merino, puede trabajar en cualquier sector que produzca datos (todos los sectores), desde trabajos en bancos, hasta hacer un estudio de si hubo o no interferencia del gobierno en la justicia. Para eso analiza causas, glosas, etc.

Incluso en negocios de gastronomía pudieran analizar qué platos son más rentables o desde qué zonas resulta más productivo movilizar los producto. IBM logró que el superordenador Watson creara nuevas recetas a partir de una base de datos que incluía 30.000 recetas. Así dio con mezclas de ingredientes y pudo incluso ganar concursos.

Los médicos y los abogados están estudiando Ciencia de Datos. Las ciencias ya no están separadas, el biólogo y el científico de datos trabajan interconectados, analizan estadísticas”, anota el docente.

También, en la administración de ciudades, un científico de datos ayudará a conocer detalles sobre tráfico y circulación, a gestionar la cantidad de basura; por su parte, los políticos pueden estudiar a sus votantes con el análisis del big data; y las empresas revisar a qué selecciones auspiciar en el Mundial, los equipos de fútbol también pueden sacar provecho de estos especialistas.

Gigantes como Spotify o Mercado Libre usan algoritmos, que permiten hacer la diferencia, personalizando la información que ofrecen a sus clientes.

Netflix analiza los gustos de sus abonados y genera recomendaciones; se basa en los datos que tienen sobre los usuarios de la plataforma, horarios, qué actores prefiere, etc. Se aplica Ciencia de Datos, con aprendizaje automático, que estudia la historia de elecciones y hace predicciones a partir de ellas.

El matemático Merino sostiene que en todos los campos se puede aprovechar la Ciencia de Datos, para solucionar problemas reales. Por ejemplo, se podría analizar el comportamiento de los universitarios, para generar estrategias que mejoren su rendimiento académico.