>

Economía

  • Oferta académica
  • Carreras en proceso de aprobación

  • Economía

Bienvenidos

El estudio de la economía es fascinante. Y, lo es porque se plantea interrogantes y levanta problemáticas relacionadas con la reproducción de la vida y su sostenibilidad; las relaciones que se tejen en este quehacer en la sociedad y su dialéctica relación con sus continentes eco-sistémicos.

La economía; se intercepta con otras ciencias, naturales y sociales; con la educación, la salud, la matemática, la geografía, etc. etc. Esta particularidad se convierte en una de sus fortalezas más importantes pero, hay que tener cuidado pues también puede devenir en una debilidad. Si bien, la posibilidad de establecer estas inter-relaciones abre espacios enormes de oferta laboral, se debe tener cuidado en no convertir a la economía en un recetario para todo mal.

En este ejercicio de inter-relacionamiento con otras ciencias, la economía se re-crea, se nutre así misma; produce saltos espistemologicos y metodológicos en el desarrollo del conocimiento de la realidad, enriquece su propia identidad. Si no lo hace, se convierte en simple reproductora y justificadora de paradigmas, deja de ser una disciplina que se enriquece de forma continua y permanente y pasa a convertirse en dogma. La economía es una disciplina con una dinámica endógena, una disciplina que se nutre de la historia y que hace historia; una disciplina que tiene a la crítica y auto-critica como herramientas para su propia adaptación a las nuevas condiciones que le exige la realidad que estudia, la realidad sobre la que actúa, la realidad que busca cambiar, una realidad que también y, en cierto sentido, le condiciona.

En este espacio virtual, presentamos cómo en la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador estamos enfrentando este fascinante desafío del estudio de la economía en los campos de la academia, de la investigación y de la praxis social. Campos a los que pretendemos acceder y entender como una totalidad en el proceso de formación de nuestros profesionales. Como universidad pontificia y católica nos preocupamos también por ofrecer y entregar una formación integral fundamentada en los valores ético –espirituales del pensamiento ignaciano alumnos y alumnas a profesores y profesoras, a trabajadores y trabajadoras.

Queremos convertir a este espacio en un ejercicio de permanente construcción y renovación. Desde ya pedimos disculpas por los errores que podamos cometer, por las equivocaciones que se puedan presentar; pero estamos convencidos de que sus críticas y aportes son los aspectos que nos permitirán ser mejores para servir mejor.

Vengan; les invitamos a ser parte de esta Facultad, a ser parte de esta Universidad, a ser parte de esta forma de pensar y actuar.

Diego Mancheno P.
Decano